Tanto el éxito como el fracaso son importantes en tu proceso para ser exitoso.

La palabra éxito viene del latín exitus que significa “salida” y concluye que conlleva a un resultado satisfactorio de una actividad específica. En general, la raíz se hará más evidente según el uso o contexto de la palabra, ya que también se utiliza para “sobresalir” o “salir por encima de la competencia”. Algunas veces se usa para determinar el triunfo obtenido como resultado de una actividad, esto no tiene que ser la verdad absoluta, porque en realidad lo más importante de este proceso, es en quién te conviertes.

Son muchos los que añoran el éxito en sus vidas, pero unos ni se atreven a buscarlo porque lo ven inalcanzable, mientras otros van en su búsqueda pero fracasan en el intento. Esto se debe en parte al hecho que la sociedad ha establecido una relación directa entre el éxito y la riqueza material, la opulencia, la fama y la celebridad. Visión que ha distorsionado su efectividad y generado en la colectividad grandes expectativas en relación con lo que en verdad significa el éxito, afectando a muchas personas, porque cuando no consiguen el dinero, la fama y todo lo que se habían propuesto, se enmarcan dentro del esquema del fracaso. Si no soy exitoso, soy un fracasado ¿verdad?

A veces creemos saber diferenciar el éxito del fracaso sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos “éxitos” en realidad son fracasos y hay “fracasos” que llegan a convertirse en éxitos. Por ejemplo, una persona se obsesiona tanto en obtener éxito con su emprendimiento, que descuida su salud con consecuencias nefastas, tuvo éxito económico a costa de su salud ¿qué dirías tú? Esto es ¿éxito o fracaso? En esta disyuntiva caen muchas personas que no se atreven a ir por sus sueños, porque les da miedo el éxito o su contrario el fracaso, efectos que están ocasionando “la parálisis del soñador”, que significa no tomar acción por temor a no ser capaz.

Se dice que el 90% del éxito se basa en insistir, lo que conlleva grandes dosis de:

  • Pasión por el objetivo.
  • Fe para creer en la visión.
  • Actitud de cambio permanente.
  • Disfrute del proceso.
  • Perseverancia para avanzar.
  • Autoconocimiento, autoaceptación y autoestima.
  • Liderar la vida personal, profesional o empresarial.

Por tu éxito,  Libro de la autora:

Mi Secreto Interior: Rompiendo las cadenas del pasado

mi-secreto-interior