Comprando y Ahorrando no hay quien le gane! Las 7 “C” de la Compradora Inteligente te guiarán en el camino que debes emprender hacia una forma más efectiva y novedosa de comprar.

Sí, estoy hablando de ti mujer maravillosa, madre, esposa, amiga, consejera del corazón, especialista en labores del hogar y por supuesto, Compradora Inteligente!  A ti, que no pides nada a cambio y llevas a cabo tantas labores, muchas de ellas no recompensadas… quiero recordarte: Como tú, solo hay una!

Teniendo como responsabilidad la alimentación y cuidado de los tuyos, no es necesario utilizar grandes conceptos o técnicas elaboradas a la hora de hacer las compras, ya que lo haces de manera natural y hasta intuitiva. Sin embargo, cuando de ahorrar se trata, no cae nada mal aprender uno que otro secretito que te ayude a obtener más, gastando menos. Uno de esos secretos es planear tus compras y hacer la lista de ellas antes de salir de casa. Una compradora inteligente tiene claro lo que necesita al momento de entrar a la tienda. Si en el recorrido, sabe además reconocer donde están las oportunidades, seguramente podrá también tomar algo de lo que no necesita, sin incrementar el total de la factura.

¿Conoces las 7 “C” del Comprador Inteligente? Como mujer latina, ama de casa y profesional ha sido siempre una inquietud estar a la vanguardia en cuanto a nuevas estrategias de ahorro e inversión, que favorezcan no solo a mi entorno familiar, sino también a mi comunidad. Es por esto, que quiero compartir contigo las 7 “C” que definen a la compradora inteligente y la colocan en una posición de ventaja, haciendo de sus compras, una experiencia altamente efectiva y productiva.  Revisa si te sientes identificada con alguna de ellas.

  1. Consumidora astuta: Aprovecha las ofertas de las tiendas en el momento oportuno, usando estrategias y herramientas ofrecidas por las mismas.
  2. Control sobre las finanzas: Haz buen uso del dinero, controlando las salidas de más pequeñas.
  3. Cantidad: Ten una despensa de alimentos y artículos de uso diario que permitan cubrir las necesidades de toda la familia, por largos periodos de tiempo.
  4. Calidad: No solo de los artículos que usas y consumes, sino también de tiempo compartido con aquellos que te rodean.
  5. Conocimiento: Conoce el sistema americano en el que vives y aprovecha con inteligencia los beneficios que te ofrece.
  6. Compartir: Crea conciencia, ayuda y enseña a otros.

 

Si no te viste reflejada en alguna de ellas, no te preocupes, esta sección está dedicada a llevarte de la mano para enseñarte cómo incorporar estas “C” a tu cultura de compras.

Si por el contrario dices: “esto yo lo sabía” estupendo, después de todo las mujeres y en este caso las mamás somos expertas en todo! Entonces, es hora de ponerlo en práctica de manera organizada para obtener mejores y mayores resultados. Cuando enciendas el piloto automático de tu diario vivir y pongas en marcha esa maternidad que todo lo cubre, no olvides planear tus compras, ya que esto te proporcionará muchos beneficios de tiempo y dinero.

 

Libro de la autora:

El Comprador Inteligente: Plan C