Linda Riveros una colombiana de 29 años que por culpa de un medicamento mal formulado nacio sin brazos. aprendio a interactuar en toda actividad diaria usando sus pies, hasta llegar hacer una gran pintora; hoy nos brinda una ensenanza: las limitaciones no existen.