Práctica clave relacionada con la prevención de enfermedades prevalentes de la infancia

En los últimos 60 años se han desarrollado e implementado poderosas herramientas, que han permitido lograr avances en la reducción de la mortalidad y morbilidad en la infancia. La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 2008 como el Año Internacional del Saneamiento; este día Mundial del Lavado de las Manos tiene como meta respaldar y recalcar el mejoramiento del saneamiento ambiental y las prácticas higiénicas (1).  Los niños y niñas son especialmente vulnerables a las enfermedades; más de 5.000 niños y niñas menores de cinco años mueren a diario por diarreicas e infecciones respiratorias agudas causadas por el saneamiento inadecuado y las prácticas de higiene deficientes (1).

La higiene de manos es un nuevo término introducido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que describe el proceso avalado para el correcto lavado o la des-contaminación de las manos (2).  Nuestros cuerpos están cubiertos de gérmenes que paradójicamente nos ayudan a mantenernos sanos, además de estos que en forma normal están presentes en nuestra piel, también recogemos gérmenes por contacto con otras personas y objetos de nuestro entorno, que a su vez son fáciles de recoger y trasladar. Una de las mejores formas de evitar la propagación de gérmenes es lavar o descontaminar las manos, porque asegurar su eficaz higiene es lo más importante en cualquier persona, así previene infecciones que podrían causar daño y hasta derivar en la muerte (3). La OMS propone seis maneras fundamentales para que los centros de atención de salud  y la comunidad puedan mejorar la higiene de las manos y detener la propagación de las infecciones nosocomiales (6):

  • Utilización de desinfectantes para las manos.
  • Agua, jabón y toallas desechables.
  • Capacitación y educación del personal sobre la forma de proceder correctamente.
  • Observación de las prácticas del personal y retroalimentación sobre el desempeño.
  • Uso de recordatorios en el lugar de trabajo.
  • Apoyo de la higiene de las manos y la atención limpia mediante una cultura del aseo.

Saneamiento e  higiene de manos es la medida universal más efectiva y económica que se conoce para prevenir la transmisión de infecciones nosocomiales.  Este procedimiento consiste en la frotación vigorosa de las mismas previamente enjabonadas, seguido de un aclarado con agua abundante, con el fin de eliminar la suciedad, materia orgánica, microbiota habitual y transitoria y así evitar la transmisión de microorganismos de persona a persona. Los microorganismos de la piel pueden ser clasificados como:

  • Microbiota residente, también llamada colonizante: Son microorganismos que se encuentran habitualmente en la piel y no se eliminan con facilidad por fricción mecánica.
  • Microbiota transitoria, también llamada contaminante y “no colonizante”: Son microorganismos que contaminan la piel, no se encuentran habitualmente en ella. Su importancia radica en la facilidad con que se trasmiten, siendo el origen de la mayoría de las infecciones  El lavado de manos previene infecciones cutáneas, infecciones a los ojos, parásitos intestinales, síndrome respiratorio agudo severo (SRAS), gripe aviar e influenza A H1/N1, es efectivo en prevenir la transmisión de enfermedades incluso en asentamientos pobres, altamente poblados y contaminados (8).

Por su uso continuo, las manos se contaminan con gran facilidad con todo tipo de gérmenes; favorecen a su adherencia la humedad de la piel, los pliegues de las palmas y sobre todo las uñas, que son sitios donde se pueden introducir todos estos gérmenes,  a través del lavado de manos se previene eficazmente las enfermedades infecciosas, especialmente:  Infecciones respiratorias, diarreas infecciosas (incluyendo el cólera), conjuntivitis, fiebre tifoidea y paratifoidea, amibiasis y otras parasitosis, hepatitis A e infecciones de la piel (8).  La promoción adecuada de higiene de las manos reduce el riesgo de contraer infecciones asociadas a la atención sanitaria, esta acción sigue siendo la medida primordial para reducir la incidencia y la propagación de los microorganismos resistentes a los antimicrobianos. Al brindar cuidados con manos seguras, se ofrece un servicio de calidad que preserva la seguridad de los niños y niñas en todos los ámbitos, lo que contribuye a disminuir la morbilidad y mortalidad de esta población vulnerable, mejorando los estilos de vida y proporcionando en las familias hábitos saludables que permitan mitigar la presencia de las enfermedades infecciosas y la participación de todos los actores sociales.

* Fisioterapeuta e integrante del grupo de investigación Entropía de la Universidad de Santander-Cúcuta Colombia: nolicas2002@yahoo.com

REFERENCIAS

(1) Directrices De La Organización Mundial de la Salud Sobre Higiene De Las Manos.  Atención Sanitaria. [2005]. [Internet] Disponible en: http://puj-portal.javeriana.edu.co/portal/page/portal/Facultad%20de%20Ciencias/1pdf_facultad_ciencias/Guia%20de%20lavado%20de%20manos%20OMS.pdf.

(2) Organización Mundial de la Salud. Tema: Higiene de Manos. [Internet] Disponible en: http://www.who.int/csr/resources/publications/swineflu/AH1N1_clean_hands/es/

(3) Organización Mundial de la Salud. Tema: Recomendaciones sobre el Lavado de Manos. [Internet] Disponible en:  http://www.consejosdelimpieza.com/2013/05/Lavar-y-desinfectar-las-manos.html

(4) Ministerio de Salud y Protección Social, “Indicadores del Plan Decenal”, Bogotá: (ed.), 2010. [Internet] Disponible en: http://www.minsalud.gov.co

(5) Organización Mundial de la Salud. 2011. Atención Integral de Enfermedades Prevalentes en la Infancia. Tema: Prevención y Control de Enfermedades. [Internet]. Disponible en:  www.col.ops-ms.org/prevencion/aiepi/aiepi2003feb_1.asp#_Toc34028138

(6) C. Pérez, B. Fernández, A. López, M.J. Fernández. Protocolo de lavado de manos. Hospitales Puerta de Hierro, Guadarrama, Clínico y el Escorial, de Madrid. 2010

(7) Práctica clave de Saneamiento e Higiene [Internet]. Disponible en: http://www.saludcastillayleon.es/HSReyesAranda/es/calidad/lavado-higienico-manos

(8) Objetivos del Milenio PNUD. [Internet]. Disponible en: http://www.medciencia.com/la-piel-residencia-perfecta-para-las-bacterias/