“La ciencia, que para muchos significa enseñanzas técnicas y materiales, para otros puede aumentar sus resultados cuando la unimos a la espiritualidad, esa que todos en este mundo brotamos desde nuestro corazón” Gregg Braden“La ciencia, que para muchos significa enseñanzas técnicas y materiales, para otros puede aumentar sus resultados cuando la unimos a la espiritualidad, esa que todos en este mundo brotamos desde nuestro corazón” Gregg Braden

La unión de la ciencia y la espiritualidad enseñada por Gregg Braden, nos estimula a todos para seguir adelante con nuestros empeños, incluso los más difíciles.

Los invito a conocer una experiencia única y maravillosa que en forma personal viví hace unas semanas, con este extraordinario concepto incorporado y establecido por el gran científico Braden.

Hace unos meses en un viaje de regreso desde Miami a Chicago donde vivo, al aterrizar el avión experimenté un intenso vértigo, que lo sentí cuando miré de medio lado a la derecha y a la izquierda. Una sensación bien desagradable porque incapacita totalmente. Con mucho cuidado pude salir del avión, pero fue muy difícil para caminar, buscar mi maleta y cuando me recogió mi hijo al compartirle lo que estaba sintiendo. Y sobre todo cuando pasé más de ocho días con el problema latente, hasta que poco a poco, después de asistir a algunas terapias, el vértigo se me fue yendo.

Unas pocas semanas atrás de nuevo llegué de Miami a Chicago, cuando aterrizó el avión mire a la derecha y luego a la izquierda y me encontré sintiendo el mismo vértigo que había tenido antes. En este caso era peor el problema, porque había dejado mi carro estacionado en el parqueo del aeropuerto, tenía que recoger mi maleta, ir a tomar el bus y luego manejar -por cerca de cuarenta y cinco minutos- hasta mi casa.

Con el conocimiento de lo que estaba sintiendo, salí del avión mirando hacia abajo y apenas pude me senté en una silla a pensar qué iba a hacer. En ese momento recordé las palabras de Gregg Braden cuando explica que los seres humanos vivimos en tres mundos el de:

  • Los PENSAMIENTOS.
  • Los SENTIMIENTOS.
  • Las EMOCIONES. 

Al respecto él nos dice que cuando logramos unir todos esos mundos en una sola vibración, con nuestra resonancia y atar a ello la oración que nazca en ese momento desde nuestro corazón, bendiciendo el daño que estamos sintiendo ¡LOGRAMOS TODO LO QUE DESEAMOS! 

Empecé repitiendo: “Dios mío bendice el sentimiento horrendo y miedoso del vértigo que estoy sintiendo…Dios mío bendice el sentimiento horrendo y miedoso del vértigo que estoy sintiendo…” 

Sentada por aproximadamente veinte minutos lo repetí, con los ojos cerrados ¿cuántas veces? Todas las que pude sin parar y con total resonancia entre mis pensamientos, sentimientos y emociones. ¡¡¡En un momento volví a abrir mis ojos y el vértigo había desaparecido!!! Casi no lo podía creer. Entonces pude tomar el bus, recoger mi auto y manejar a mi casa sin ningún problema.

Hoy comparto con todos mis lectores y oyentes esta valiosa experiencia, que espero pueda servirles a muchos una vez que entiendan lo que significa la palabra RESONANCIA y el ejercicio creado por lo que podemos aprender, cuando unimos nuestra ciencia con nuestra espiritualidad o matriz divina como la llama Gregg Braden.

Los invito a experimentar en su propia vida.