Compartir, divertirnos y vivir experiencias juntos, es lo más importante para fortalecer los lazos familiares.

Como mamá procuro que el fin de semana sean dos días para disfrutar con la familia y especialmente con mis hijos, ya que la vida se pasa más rápido de lo que logramos percibir y los chicos crecen. Compartir, divertirnos y vivir experiencias juntos es lo más importante para fortalecer los lazos, sin embargo con tantas obligaciones y tareas que cumplir, a veces se complica y termino ocupando mis tiempos libres en actividades más cotidianas, como salir a hacer compras, limpiar la casa y otras similares, que en realidad poco dejan para el recuerdo.

En el intento de buscar el equilibrio, la organización suele ser de ayuda, a continuación algunas recomendaciones que pueden servir, para disfrutar el fin de semana a pleno con la familia:

  • Consulta cómo estará el tiempo en tu localidad y si cuentas con la suerte de tener lindos días, planea una actividad al aire libre, incluso si puedes aprovechar los dos días, puede ser un camping con tu familia y amigos. Si no es posible, puede ser un picnic en un parque o hasta una actividad en el patio de tu casa. Las actividades al aire libre son saludables y recargan energía.
  • Algo que no quieres es empezar con toda la diversión, pero terminar el fin de semana dándote cuenta que gastaste más de lo que podías. Para ello, aprovecha las ofertas disponibles en tus mercados locales, busca cupones en internet y si no encuentras, recuerda que para pasar unos momentos lindos con la familia, no es necesario gastar ni consumir a lo grande.
  • Planea una comida con amigos. Realiza una receta deliciosa o prepara algo con tus hijos. Cocinar con mis hijos suele ser muy divertido, pero también una actividad educativa. Cocinar es sinónimo de amor por el arte, la creatividad y una posibilidad para hablar con los hijos sobre alimentación, medio ambiente, ecología y brindarles herramientas útiles para el resto de sus vidas.
  • Haz una lista de actividades para realizar junto a los niños. Por ejemplo, juega con ellos y sus juguetes. Busca imprimibles gratis en internet y pónganse a pintar. Saquen los juegos de mesa del armario y disfruten de un par de horas resolviendo misterios. Con mis hijos dedicamos los viernes en la noche a realizar un juego de mesa juntos, pasamos genial y siempre algo nuevo que nos permite aprender divirtiéndonos. Esta idea es perfecta para los días de otoño, invierno y fríos o cuando preferimos estar en casa.
  • Y por último, cualquiera sea la actividad que planifiques, recuerda que lo más importante es disfrutar, que no sea una ocasión más para estresarte, sino todo lo contrario, relajarte, divertirte y salir de la agotadora rutina.

Recuerda que el principal ingrediente es el amor y verás que por más sencillo que sea lo que te propongas, cuando se hace con amor los demás lo perciben y todo sale bien.

http://www.mamaxxi.com