Editor's Rating

9.8

Aunque ya identifiques o conozcas las fases o los ciclos de la Violencia Doméstica, es importante que tengas en cuenta que, “al agresor hay que detenerlo” ya que por sí solo, “él no tiene la voluntad para hacerlo”.

Cuando se empieza a cimentar una relación y se llega a presentar la primera “agresión”, el abusador hará hasta lo imposible por convencer a su víctima de que “fué un error y que esto no volverá a ocurrir nunca” y es aquí, en este preciso momento donde se define el nivel de “control” del abusador sobre su “víctima”; si ésta cede a sus excusas y continua la relación, prepárese porque lo más probable es que empezara una “cadena de eventos” que deteriorarán cada vez más la relación.

En esta entrega veremos la primera fase denominada Desarrollo de la TENSIÓN en la Relación”:

  • La víctima alimenta sus “temores”, quiere darle gusto al agresor y “evitar molestarlo”.
  • El abusador empieza a “ejercer pretendida autoridad” grita, vocifera o reclama.
  • La víctima (pareja) tiene miedo, pero no reconoce la situación.
  • La víctima excede sus intentos, no sabe cómo actuar para “tener a gusto” a su pareja.
  • El abusador “controla todo” aunque no esté en casa, mantiene su territorio “minado”.
  • La relación avanza a marchas forzadas, se aumenta la “demanda de pretensiones”
  • La víctima se siente más “torpe” cada vez e incapaz de cumplir, generando estrés.
  • El abusador asume ciertos comportamientos agresivos, no solo con la pareja, también “tirando objetos”, “azotando puertas”, “rechazando la comida”, etc.
  • Cada vez se intensifica más el abuso verbal, físico y hasta sexual.
  • La víctima se siente culpable por todo lo que pasa, su autoestima es muy baja.
  • A medida que pasa el tiempo aparecen comportamientos que menoscaban la identidad de la víctima: celos, control de salidas, vestido, amistades, familia, etc.
  • El abusador manipula a su víctima aislandola de sus amistades y familia, le dice que “sólo él la ama” o que “los demás quieren separarlos”, entre otros.
  • El comportamiento violento se afianza, por el “alivio de la tensión” luego de la violencia.
  • El abusador descalifica todo lo que su pareja hace, ésta a su vez “trata” de hacer las cosas cada vez mejor, sin lograr la aprobación del abusador.
  • La tensión crece cada vez más, la violencia se incrementa en todos los ámbitos.

La duración depende del caso, pueden ser días, meses o años. No hay que esperar a que “ocurra un milagro” porque tu felicidad o tu desdicha dependen de ti, tú eliges.

Recuerda tú no estás sola o solo, donde te encuentres, en la situación que estés, si crees y tomas acción, podrás encontrar ayuda.

Libro de la autora: Mi Secreto Interior: Rompiendo las cadenas del pasado 

banner-out-horizontal-Tomas